22 de agosto de 2012

Por la libre elección de centro y modelo educativo


Hoy se ha dado a conocer el fallo de dos sentencias del Tribunal Supremo que rechazan la legalidad de que los colegios concertados en los que exista separación por sexo reciban subvenciones económicas por parte del Estado. Consideran, sin embargo, que el modelo de enseñanza en el que existe la separación por sexos es completamente legal. Cosas de la Justicia. El asunto no parará en estas resoluciones judiciales.

Excuso citar la premura con la que la progresía patria ha salido al paso de estas resoluciones judiciales,  pidiendo la retirada inmediata de los conciertos de todos los colegios que tengan establecido su modelo educativo con separación por sexos.

Resulta curioso como los que siempre ponen como ejemplo los modelos del norte de Europa (Suecia, Finlandia...), alabándolos como el epítome del modelo educativo, olvidan que en esos países, donde la socialdemecracia juega un papel de líder político, se está tendiendo a colegios mixtos con educación diferenciada por sexos según las materias.

Pero desgraciadamente la socialdemocracia de aquellas latitudes poco tiene que ver con la de estos lares. Aquí, para los que se hacen llamar socialdemócratas,  la pontificación de la justicia universal adquiere mas relevancia que el análisis riguroso y la defensa de la libertad educativa. Dice nuestra Consejera del ramo que las sentencias "coinciden con el planteamiento del Gobierno asturiano, que considera que no se puede sostener con fondos públicos ninguna propuesta educativa que discrimine en función de sexo y no considere la igualdad entre hombres y mujeres". Salta a la vista que Doña Ana González no se ha leído los dos fallos, dado que ninguno de ellos se expresa en esos términos. Como también olvida citar que con ese planteamiento el Gobierno socialista de Asturias obtuvo dos sentencias desfavorables ante el Tribunal Superior de Justicia.

Pero el mayor de los olvidos es que esos mismos socialistas -ahora se hacen llamar socialdemócratas y sacan la espada en defensa de la igualdad y contra la discriminación- que dicen que buscarán formulas para rescindir los convenios vigentes con los centros educativos, no recurrieron ante el Tribunal Supremo una de esas sentencias que autorizaba el concierto con los centros educativos que optan por el modelo de segregación por sexos.

Lo mas grave es como se sigue atacando el libre derecho de los padres a la elección de centro escolar y el modelo de educación que quieren para sus hijos. Cualquier familia tiene que poder elegir el centro educativo, público o de iniciativa social, de acuerdo con la educación que desee para sus hijos.

Porque la libertad de elección de centro y modelo educativo debe ser una ampliación del las libertades educativas que redunde en la mejora de la calidad de nuestro sistema, en el que la administración pública tiene como misión colaborar con los padres, pero no sustituirlos, y crear las condiciones que faciliten estos derechos a todas las familias.